martes, 19 de enero de 2010

1ª Sesión: MI MINI-YO



Durante esta primera sesión tuvimos que realizar una muñeca en miniatura de nosotras, además debíamos vestirla, como se hacía con las antiguas muñecas recortables.


Para realizar mi mini-yo lo primero que hice fue imprimir una foto de mi cara para pegarla sobre un cuerpo dibujado. Decidí que la cara fuese real porque es lo que considero que más nos caracteriza a cada uno.

Al juntar cuerpo y cabeza, me di cuenta de que la cabeza estaba desproporcionada, pues era más grande de lo normal, pero no me pareció algo malo, supongo que porque la cabeza es algo que siempre pesa y que siempre está ahí dándole vueltas a las cosas, por lo que, por lo menos en mi caso, es quizás el elemento que más destacaría de mi cuerpo.



Para realizar mi mini-vestuario utilicé cartulinas que tenía por casa, papeles de colores, trozos de revistas, etc. Compuse varias prendas: dos camisetas, un pantalón vaquero, una falda y dos vestidos. Y para diseñarlas seguí mi gusto para vestir, incluso fijándome en prendas que uso normalmente.






Creo que es algo que se puede usar como recurso para trabajar en clase con los niños, pues además de ser una actividad muy entretenida, estás trabajando destrezas de la educación artística.
Es muy sencillo de realizar y ayuda al niño, sobre todo si hablamos de niños del primer ciclo de Primaria, a conocer y elaborar su esquema corporal, a mejorar su motricidad fina (con el uso de tijeras, pinturas, rotuladores) y, por supuesto, a desarrollar su imaginación y creatividad. Un punto muy positivo de esta actividad es que puede hacerse en su totalidad con materiales reciclados, algo que es muy importante inculcar a los niños desde muy pequeños

No hay comentarios:

Publicar un comentario