viernes, 8 de enero de 2010

Las imágenes hablan por sí mismas

Me ha parecido curiosísimo el hecho de que el cesped frente al edificio del rectorado estuviese limpio.
Para mí no hay más solución posible: Lo han limpiado. ¿Cómo va a estar el edificio del rector sucio? ¿y si viene alguien importante?
Por otro lado me hace mucha gracia, ¿quien mandó limpiarlo? ¿no pensó en que se iba a notar demasiado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario